ENVÍOS PENÍNSULA EN 24/48 HORAS · GRATUÍTO A PARTIR DE 50€ · PAGO SEGURO

24/48H. · GRATIS > 50€

PAGO SEGURO

SUSCRÍBETE AHORA Y RECIBE EN TU CORREO UN CÓDIGO CON EL 15% DE DESCUENTO

La miel cruda

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Qué es la miel cruda de la que tanto se habla?

Pues es la miel de máxima calidad, la más pura, se extrae de manera natural, se decanta para eliminar las impurezas y no se somete a ningún proceso de filtración, calentamiento ni pasteurización, manteniendo así todas sus propiedades intactas, así es nuestra miel.

¿Conoces los beneficios de la miel cruda?

La miel cruda, este superalimento natural, regalo de nuestras abejas es un auténtico tesoro para nuestro organismo, seguro que ya sabes que es una fuente natural de vitaminas y antioxidantes y que posee propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, hidratantes y regeneradoras.

¿Pero sabes de que maneras puedes usar la miel cruda?

Además de tomar la miel cruda directamente, puedes disfrutarla de muchas formas, en batidos, cócteles, repostería, panadería, salsas y los maridajes más gourmet, atrévete a incluirla en tus recetas y te aseguramos que te sorprenderá.

¿Y que tal una sesión de belleza natural con miel cruda?

Pues nada mejor que una mascarilla facial, ahí van unas sugerencias, puedes mezclar una cucharada de miel cruda con una de zumo de limón, mezclarlo bien y aplicarlo sobre el rostro limpio, evitando el contorno de los ojos, tras 15 minutos, retírala con agua abundante, esta mascarilla es ideal para tratar las marcas de acné, por sus propiedades antibacterianas y como exfoliante natural, puedes incluir un poquito de sal de mar y hacer un suave masaje, va fenomenal para esos poros que tanto incordian.
También puedes usar la miel directamente para ayudar a curar los cortes y quemaduras.

¿Digestiones difíciles?

La miel es un prebiótico natural que favorece la flora intestinal y la digestión.

¿Y esa garganta irritada?, prueba la miel cruda

Pues nada mejor que incluir miel cruda en tu bebida favorita, puedes prepararte también una infusión con media taza de agua, una cucharilla de jengibre molido, otra de miel y el zumo de medio limón, con la que incluso podrás hacer unas gárgaras que te ayudarán a calmar el dolor.

¿Tos y resfriados?

La miel cruda  suaviza la irritación producida por la tos, ya que crea una película y mejora la respuesta del sistema inmune por sus propiedades.

¿El deporte es lo tuyo?

Mejora tu rendimiento atlético con la miel cruda, ya que, al digerirse lentamente y liberarse de forma regular, te aporta más energía.